¿Qué hay detrás de OAKLEY?

OAKLEY es una marca conocida por la alta calidad de sus productos sobretodo a nivel óptico, su lema es que te sientas más cómodo con sus gafas que sin ellas. Pero… ¿qué tecnología se esconde detrás de esta gran marca? Te lo contamos a continuación.

En primer lugar hay que saber que las monturas poseen elementos distintivos y comunes las unas de las otras. Los elementos comunes podríamos categorizarlos de la siguiente manera: Anatómicas, flexibles y resistentes.

Todas las monturas están diseñadas para optimizar el fitting perfecto para cada anatomía facial, los soportes nasales y las varillas usan una silicona especial que reacciona con la temperatura y adapta estos puntos de sujeción de forma perfecta a cada rostro, además ofrecen un nivel de flexibilidad y resistencia a los impactos superior a la media, hasta el punto de declararse prácticamente indestructibles (que no indeformables).

Como elemento distintivo, OAKLEY ha creado la tecnología SWITCHLOCK que es el sistema que permite el intercambio de lentes de las monturas de una forma muy rápida y que permite el bloqueo de las mismas de tal forma que sea imposible que se abran, y por consiguiente, se desmonten las lentes en caso de caída. Dicha tecnología lo incorporan sus modelos RADARLOCK, AIRBRAKE, RACING JACKET STLE SWITCH CROSSLINK SWITCH y FAST JACKET entre otros.

A nivel de lentes, la tecnología es muy amplia y diversa, y siempre enfocado a maximizar la eficiencia de la función para las cuales han sido diseñadas. Como en las monturas, las lentes poseen elementos comunes y elementos distintivos; los comunes podríamos resumirlos en: Hidrofóbicas, oleofóbicas, antibala e inyectadas.

Todas las lentes OAKLEY son oleofóbicas e hidrofóbicas, esto significa que están preparadas para que los agentes externos acuosos y oleosos resbalen por la lente sin dejar lágrima, consiguiendo mantener el campo de visión limpio.

Las lentes de OAKLEY, que están formadas por un material llamado Plutonite, pasan por pruebas de circunstancias extremas para garantizar una protección superior frente a los objetos a distintas velocidades conservando la pureza óptica (esto no significa que no se puedan rayar, significa que no se pueden romper).

El tratamiento óptico que cada lente incorpora, ya sea fotocromático, polarizado, Prizm es inyectado y no laminado, lo que supone que no existe distorsión de la visión ya que no hay ningún elemento adhesivo que lo pueda alterar (no son capas de filtros solares pegadas a la lente, sino que se forman de una sola pieza).

Como elemento distintivo de cada lente hay que elegir la tecnología adecuada para cada uso que se le vaya a dar. Los principales tipos de lente que existen son: IRIDIUM, FOTOCROMÁTICO, POLARIZADO, PRIZM

La tecnología IRIDIUM es básicamente un filtro solar espejado. Su principal propiedad es reducir los destellos directos producidos por los rayos del sol.

La tecnología FOTOCROMÁTICA es la que permite a la lente cambiar de tonalidad según la intensidad de los rayos solares, siendo oscura cuanto más inciden y clara cuando no lo hacen.

La tecnología POLARIZADA cumple con las funciones de la IRIDIUM, es decir, reducir los destellos directos, pero además, también reduce los destellos indirectos, tales como los del agua, espejos…

La tecnología PRIZM es la única patentada por OAKLEY y su principal función es enfatizar y magnificar los colores de la modalidad para la que están diseñadas, distinguiendo las TRAIL para la montaña y las ROAD para la carretera.

¿Quieres saber más sobre OAKLEY o conocer todos sus modelos? Somos distribuidores autorizados, contacta con nosotros!

 

 

Comentarios

Deja un comentario